Cap. II: EL “YAOIMÓMETRO”

Han pasado 2 días desde aquel encuentro de Gokú y Vegueta en esa habitación del hospital.

Gokú no dejaba de pensar en lo sucedido de aquella bella noche para él. Pero Milk no lo dejaba concentrarse en el tema (no por que ella lo supiera, es obvio que no); si no que no dejaba de hablar y hablar, sinceramente ya lo tenía un poco desesperado, y él ya no quería estar en su casa, así que decidió irse de ahí en una noche muy lluviosa.

Gokú: Milk,… me voy a entrenar.

Milk: ¿Qué? ¿Acaso no ves que está lloviendo?

Gokú: Si lo sé, y es perfecto para practicar al “aire libre”.

Milk: “Al aire libre” dirás en “tormenta horrible”.

Gokú: Sí, como sea… adiós.

Milk: Pero….[…]

Gokú la deja con la palabra en la boca, pero él solo quería pensar en Vegueta, eso era lo que mas importaba.

Y cuando ya se encontraba completamente solo sin darse cuenta sus sentimientos cambiaron drásticamente a una desesperación y odio al no tenerlo a su lado, dejando explotar su “KI” al máximo.

Mientras tanto en “Corporation Capsule”, Vegueta ayudaba a Bulma en el quehacer del laboratiorio…

Vegueta: ¿Entonces esto va aquí arriba?

Bulma: Si, gracias Vegueta, sin tu ayuda no hubiera podido subir eso, con eso de que Trunks ya va a la Universidad y Bra no le interesa ni un poco lo del laboratorio, yo ya no tengo ayuda de nadie.

Vegueta: Están creciendo -la abraza- y tú te estás volviendo más anciana.

Bulma le da un golpe en la cara muy enojada y le reclama…

Bulma: ¡¿ANCIANA?!, -lo golpea- ¡Qué grosero eres! – y se suelta de sus brazos-.

Vegueta siente el “KI” de Gokú…

Vegueta: Kakaroto -murmura-

Bulma: Kakar… ¿Gokú?, ¿qué, qué es lo que pasa?

Vegueta: No lo sé, sentí el “KI” de Kakaroto, parece que está peleando con alguien. Pero no puedo sentir el “KI” de su oponente.

Bulma: Pues entonces ve a ayudarlo…

Vegueta: ¡No!…, que se las arregle él solo.

Bulma: ¡Ah no!, ahora mismo vas a ir donde está él. Gokú nunca te dejaría solo, aunque no sean amigos; oye sería una buena oportunidad de que lo fueran.

Vegueta: Estás loca, yo no quiero ir… pero lo voy a hacer “solo por que tú insistes” OK.

Bulma: OK, yo insisto.

Vegueta sale volando del laboratorio a toda prisa. Cuando llega, se da cuenta que los amigos de Gokú ya habían llegado primero al lugar.

Piccoro: Gokú, no puedes asustarnos de esa manera…

Krilin: Es cierto, además esta tormenta es terrible -achú- #18 no me dejaba venir, y yo ya estoy muy viejo para estos trotes.

Gokú: Lo siento, no me di cuenta de que exploté mi “KI” al máximo y sin sentido… ya les dije… tendré más cuidado.

Piccoro: Yo me voy, por favor saluda a Gohan de mi parte quieres…

Gokú: Si… y lo siento Piccoro.

Piccoro se va de ese lugar.

Krilin: Igual yo… nos vemos Gokú.

Gokú: Krilin… perdón. En serio.

Krilin: No te preocupes, somos amigos y sabes que vendré las veces que sean necesarias… Adiós.

Gokú se quedó solo y nada mas pensó en Vegueta el cual decidió ir en su búsqueda sin importarle en donde se encontrara.

Gokú: Haber…- puso sus dedos en su frente- ¡Ya!, ya sentí su “KI”, allá voy.

Gokú se teletransporta, pero se sorprende al ver que no se alejó mucho del lugar de donde se encontraba.

Gokú: ¡¿Vegueta?!, Aquí estabas, que alegría.

Vegueta estaba oculto tras un gran árbol observando lo que sucedía, pero se asustó al oir a Gokú atrás de él.

Vegueta: ¡AH! ¡Qué susto!

Gokú lo abraza con mucho entusiasmo.

La tormenta estaba pasando y en ella había aterrizado una pequeña nave en forma de “testículos”, de donde sale un hombre tan hermoso como nunca antes se había visto sobre la faz de la tierra.

Hombre misterioso: Veamos… en este aparato me muestra una gran cantidad de energía… pero están esparcidas por todo este mundo y son muy pequeñas, pero creo que podríamos hacer algo con esto.

Este hombre tenía en sus manos un pequeño radar en forma de corazón, en el cual le mostraba en donde se localizaban las “Energías del Amor” sobre el mundo entero. Pero una energía superior a cualquier otra le llamó la atención…

Hombre misterioso: Increíble, de un momento a otro apareció una energía de 3000 “Yaois”, jamás había visto tanta energía acumulada en una sola pareja.

Saca de su bolsillo un control remoto el cual presiona un botón, y de la nave sale una especie de “patineta”.

Hombre misterioso: “Yaoineta”,busquemos ésta energía… jajajajajaja….

Y se va muy emocionado en ella.

Por su parte, Vegueta y Gokú aún se encontraban en el bosque…

Vegueta: Sueltame Kakaroto, no ves que pueden regresar tus amigos.

Gokú: No, ellos ya no regresan, ¡me alegra que vinieras! Tenía ganas de verte, abrazarte, y … besarte.

Vegueta: A decir verdad…-le baja los brazos pero no lo suelta-, yo tambien -se sonroja- quería verte.

Gokú le sonríe, ladeando su cabeza un poco.

Vegueta: ¿Estaría bien… si te… beso?

Gokú: Sí… jamás pensé que me lo pidieras.

Mientras que ellos se besaban, el hombre misterioso llega al lugar donde se encontraban nuestros protagonistas, y en el radar cada vez aumentaba la energía…

Hombre misterioso: Aquí es, y son esos dos… con su energía podremos revivir a nuestro Dios… -llora de emoción-. Pero es extraño, con menos que esto la pareja está en el clímax y apenas estos están empezando… es impresionante… mejor seguiré observando.

Por otra parte Vegueta y Gokú empezaban a acariciarse…

Gokú: Te ves lindo con esa cara tan roja… ¿y si hago esto, que pasará?

Gokú toma entre sus dedos el glande de Vegueta estimulandolo al máximo. Mientras deleitaba de un manjar que era el cuerpo excitado de su amoroso acompañante. Bajando lentamente, pasando su lengua por el pectoral y dando un pequeño mordizco en uno de los pezones.

Vegueta: ¡QUE DELICIA! NO TE DETENGAS…

Vegueta no pudo controlarse y baja la cabeza de Su Kakaroto de un solo golpe hacia su miembro posandolo sobre su boca, haciendo movimientos bruscos.

Gokú: Espera… que vas a llegar…-una deliciosa sustancia blanca sale vigorosamente de Vegueta llenando toda la cara de Gokú en un instante-, …rápido […] -lo dice descepcionado-.

Vegueta: ¡AHHHHH!… Tú tuviste la culpa por hacer eso… no pude controlarme.

En eso escucharon los dos un “BIP”.

Se vistieron muy deprisa preguntadose el uno al otro…

V y G: ¿Escuchaste eso?

Pero ninguno de los dos sentía algún “KI”. Pero el hombre misterioso se sentía muy seguro de eliminar si era preciso a esos dos sujetos.

Hombre misterioso: ¡FUI YO!

Vegueta y Gokú voltearon un poco nerviosos por que ese sujeto los había visto tener relaciones.

Hombre misterioso: Dejenme presentarme, mi nombre es Capitán Ai…-es interrumpido por Gokú-…

Gokú: […] ¿Ai?, tienes el nombre de una mujer…

Vegueta: Es cierto, además el significado es peor -jajaja- se llama “Capitán Amor” -jajajaja, sigue riendose- Uhhh… cuidado… ahi viene el “Capitán Ai”…. jajaja

Gokú y Vegueta se burlaban de él sin compasión.

Capitán Ai: […] ¡No se burlen!

Saca de su bolsillo una especie de “pluma” y les lanza un rayo.

Capitán Ai: Con éste “Láser Yaoi” los voy a dejar sin energía[…], ¿qué pasa?

Los dos no tenían ni la mínima idea de lo que sucedía y se preguntaban…

Vegueta: ¿Tú sientes algo?

Gokú: ¡Absolutamente nada!

Capitán Ai: No lo entiendo, deberían estar suplicando por su vida.

Vegueta se impacienta y lo agarra de su ropa con mucha ira acumulada.

Vegueta: ¡Yo jamás suplicaría a un tipo raro como tú por mi vida!

Capitán Ai: Suéltame, eres muy agresivo. Oye tú -lo ve con cara de “sálvame por favor”-, ¿acaso no te doy compasión?

Gokú: La verdad ni te conozco, yo solo peleo y defiendo a los que son mis amigos, y tú no eres mi amigo, Vegueta haz lo que quieras con ese sujeto…

Vegueta: Nunca creí que me lo pidieras. -Lo dice con una sonrisa de venganza-.

Y en un abrir y cerrar de ojos, Vegueta aniquila al Capitán Ai sin compasión. Y voltea a decirle concertado…

Vegueta: En serio, nunca creí que me lo pidieras.

Gokú: Oye, a ese tipo no lo conocemos y él vió todo lo que pasó, era lógico que muriera, ¿o estuvo mal?

Vegueta: Pues tienes razón.

Gokú: Bueno yo me voy.

Vegueta: Espera, pero tú no terminaste…

Gokú: Ah, eso, no importa, ese tipo me quitó las ganas, creo que será en otra ocasión. -Le da un beso en la boca y desaparece-.

Vegueta tambien quería irse pero escuha otro “bip” muy fuerte.

Vegueta: ¿Y ésta cosa que será?, lo voy a romper.

Se disponía a hacerlo cuando vió una inscripción al reverso del radar que decía:

“YAOIMÓMETRO” Instrucciones de uso: 1- Presione el corazón grande para ver un panorama más amplio del “amor”. 2- Presione el corazón chico para ver la pareja más cercana demostrando el “amor”.

Vegueta presiona el botón chico y no nota nada, luego presiona el botón grande y se da cuenta que está lleno de energía en todas partes del mundo.

Vegueta: Es extraño, mejor me lo llevo. Mh… -pensó-, mejor me llevo esa pluma tambien.

Recoge la pluma y ve algo inscrito en ella que decía:

“LÁSER YAOI” Instrucciones de uso: 1-Apunte a la pareja y presione una vez el botón para robar la “energía del amor en el acto” 2- Apunte a la pareja y presione dos veces para robar la “energía del amor inactivo”. OJO- Distancia máxima 4 metros.

Vegueta: […] Todo tiene instrucciones…

Por fin se va de ese lugar, y regresa a casa sin decir nada mas, y se acuesta junto a Bulma.

Bulma: Como estuvo la pelea.

Vegueta: Aburrida…

CONTINUARÁ……

Anuncios

Acerca de veguetaandgokuyaoi

Soy una persona que le gusta el anime, pero ultimamente me he inclinado por el "yaoi", yo estoy a favor del amor libre entre parejas. No importa el sexo, mientras exista amor en ambos.
Esta entrada fue publicada en Historia de Amor entre Vegueta y Gokú y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s