CAP. IV: “CAPITÁN BURONDO”

CORPORATION CAPSULE .
Bulma: Entonces, ¿ustedes regresaron a la normalidad cuando el sol se ocultó?
Vegueta: Sí, ¡desde luego! Nuestra raza es superior a la suya, jajaja…
Bulma: […] Si, lo que digas.-Y se retira del lugar así como Vegueta hace lo mismo para poder pensar en la relación que existe entre los capitanes a los que se han enfrentado Gokú y él-.
Mientras tanto sumergido en sus pensamientos exclama Vegueta.
Vegueta: Bien; desde el principio, el “Capitán Ai” ¡JA! Nos disparó un rayo el cual no causó ningún efecto ni en Kakaroto ni en mí, pero ese disparo se efectuó después de que escuchamos ese “BIP” y ese capitán mencionó –“Con este rayo los voy a dejar sin energía”-. Se supone que con este “Láser Yaoi” extrae la energía de los “gays” –se sonroja-, ok. Este otro… “Láser Shota”… nos dispararon después de que escuchamos de nuevo ese “BIP”, pero si funcionó ya que nos convertimos en niños sin embargo teníamos nuestros recuerdos pero no nuestros poderes; y este otro “Yaoimómetro” solo mide el nivel de “Yaois”.
Vegueta va en donde se encontraba su hijo Trunks llevando consigo encendido el “Yaoimómetro”.
Trunks: Padre, hola voy de camino al colegio, ¿puedo hacer algo por ti?
Vegueta: Solo quiero que estés conmigo 5 minutos sin hablar.
Trunks: Sí, está bien 5 minutos. –Lo mira muy sorprendido ya que deseaba retirarse lo antes posible-.
Vegueta empieza a recordar los momentos íntimos que había pasado al lado de Gokú y al llegar al momento del clímax (producto de la excitación que le causó el recuerdo) escuchó el “BIP” que le hizo perder la concentración y desconcertado preguntó a Trunks.
Vegueta: ¿Escuchaste eso?
Trunks: ¿Escuchar que papá?
Vegueta: Fue muy fuerte ese molesto ruido, ¿en realidad no lo escuchaste?
Trunks: No, y sabes que… pasaron ya los 5 minutos y siento que fueron una eternidad… bueno, por la prisa que llevo, adiós.
Trunks se va de su casa dejando a Vegueta solo.
Vegueta: Mhh…Entonces solo Kakaroto y yo, ¿podemos percibirlo haciéndonos perder la excitación?
Se dirige al laboratorio y continúa cavilando.
Vegueta: Si con estos lásers llegan a dispararnos cuando presentemos una erección, puede ser que surtan su efecto en nosotros, pero gracias a ese “BIP” no nos afectará tanto. Tengo que hacer el experimento de esas armas pero no conmigo… aunque tampoco con Kakaroto ya que él confía en mí.
CASA DE GOKÚ.
Milk: Estos últimos días has estado mucho con Vegueta, me alegra que ya se hayan hecho amigos por fin.
Gokú: Bueno… lo estoy intentando, -y mirando hacia la ventana se da cuenta de que Vegueta se encontraba afuera-. Milk tengo que salir un instante.
Milk: Bien pero no tardes.
Y sale de la casa.
Gokú: Que sorpresa tan agradable.
Vegueta: Tenemos que hablar a solas.
Gokú: Sí, espera.- Entra a la casa y comenta a Milk que saldrá con Vegueta -.
Gokú: A donde quieres ir,- le preguntó a Vegueta cuando salió de la casa-.
Vegueta: Vamos a un lugar desierto.
Ambos se van de allí gracias al poder de tele-transportación de Gokú. Una vez que llegan a su destino Vegueta exclama…
Vegueta: Kakaroto quiero que pienses en lo que tú y yo hemos pasado juntos.
Gokú: ¿Quieres que piense en las peleas que hemos tenido?
Vegueta: ¿Pe…leas?, no seas IDIOTA, quiero que pienses en lo otro.
Gokú: ¿En lo otro?, -se queda pensando-.
Vegueta: […] –Muy alterado y aumentando su ira le grita-, ¡en las noches que hemos estado juntos!,-y se queda sonrojado-.
Gokú: ¡Oh, valla que eres lujurioso Vegueta!
Vegueta ya no resistía el coraje que le había hecho pasar Gokú.
Gokú: Vamos, -empieza a recordar, luego a sonrojarse y luego a excitarse-.
Vegueta se disponía a lanzar el “Láser Yaoi” pero al ver en Gokú el rostro lleno de satisfacción queda embelesado y él también comienza a imaginar dichas escenas.
Pero lo que no había predeterminado era que los estuvieran vigilando.
Entre las rocas una mirada se cernía sobre ellos, él era el “Capitán Burondo” de la Raza Yaois y en sus pensamientos expresaba.
Capitán Burondo: Aquí es; son esos dos, pero no hay contacto carnal entre ambos y aun así el nivel de Yaois es extraordinario y nunca vi algo igual, pero es una lástima que no sean rubios, sin embargo gracias a mi “Láser Burondo no Bara” ellos cambiarán su apariencia.
Éste sujeto se acerca hacia nuestros protagonistas y de nuevo escucharon el “BIP” sacándolos del éxtasis en el que se encontraban y Vegueta se cuestionaba.
Vegueta: No es posible que hasta aquí oiga ese maldito artefacto, pues no lo traigo conmigo.
Gokú: Otra vez ese sonido.
Sin decir más, el sujeto aparece de la nada y les lanza el rayo y algo extraño: Gokú y Vegueta gritaban del dolor con ese rayo y en fracción de segundos se transformaron en S.S. Fase 2 pero con el poder superior al de la fase 4 fusionados.
Capitán Burondo suelta el rayo y los nota a ellos muy sorprendido ya que ambos resultaron ser para él su modelo de “hombre perfecto”, rubios y extraordinariamente corpulentos.
Vegueta recorre con la mirada lleno de deseo a Gokú y lo toma de las muñecas no dejándolo ir y de golpe le baja el pantalón penetrándolo con desesperación culminando con un fantástico orgasmo el cual al terminar y sin pensarlo dos veces Gokú lo toma de la misma manera.
Una vez que ambos terminaron dirigiendo la mirada al que los había observado Vegueta lo interroga.
Vegueta: ¡¿Y TÚ QUIÉN ERES?!
Capitán Burondo: Yo soy el Capitán Burondo,- responde nervioso pero ardiendo en deseo-.
Mientras tanto Gokú lo invita con su dedo diciendo…
Gokú: ¡VEN ACÁ!
Vegueta y Gokú toman al Capitán Burondo y comienzan a besarlo, lamerlo y llenos de adrenalina lo someten sodomizándolo cada uno. El Capitán Burondo nunca había experimentado tanto placer y queda hipnotizado por ambos.
Capitán Burondo: Amos, después de esta doble penetración que recibió de ambos soy su más fiel esclavo.
Vegueta: ¡PARA TI SOY EL PRÍNCIPE VEGUETA!
Gokú: ¡Y YO SOY EL GUERRERO KAKAROTO!
Ambos se habían desinhibido y sus miradas eran de ardiente deseo y se dieron cuenta de que al hacerlo podían dominar las mentes de cualquiera con los que copularan.
Gokú: Quiero un lugar donde no seamos molestados, “Mi Príncipe”.-Posando la mano por el trasero de Vegueta-.
Vegueta: Capitán Burondo, ya escuchaste el deseo de “Mi Guerrero”, así que hazlo.
Capitán Burondo: Sus deseos son órdenes mis amos.
En menos de 20 minutos el Capitán Burondo había encontrado el lugar perfecto para que ellos pudieran estar solos.
Capitán Burondo: ¿Éste lugar es de su agrado mis amos?
Vegueta: ¿Te gusta “Mi Guerrero”?
Gokú: Pues… me conformo con esto.- Lo dice en un tono muy mimado-.
Capitán Burondo: Mis amos, estoy dispuesto a cambiar el lugar si no les resulta placentero.
Gokú: ¡Y CREES QUE HAY TIEMPO! ¡CASTÍGALO “MI PRÍNCIPE”! –Y se voltea indignado.
Vegueta: YA ESCUCHASTE.
Capitán Burondo: Con placer aceptaré el castigo mis amos.
Vegueta amarra al Capitán Burondo, y le pregunta a Gokú…
Vegueta: “Mi Guerrero”, ¿quieres tener el honor de castigarlo?
Gokú: NO, -acostado boca bajo sobre la cama de la habitación con los pies jugueteando-. Nunca he visto a “Mi Príncipe” ejecutar su papel así que te concedo el honor.
Vegueta comienza con un látigo a fustigar al Capitán Burondo pero de una manera que éste sintiera placer al ser golpeado el cual en su excitación se “comiera” el miembro de Vegueta causando a la vez que Gokú se excitara también y se uniera al “tormento”.
Cuando terminaron Gokú le da una orden al Capitán Burondo.
Gokú: Espero que te sirva de lección; ahora deseo otra cosa, quiero que me traigas a 20 hombres rubios para que se conviertan en nuestros esclavos.
Capitán Burondo: “Guerrero Kakaroto” es un placer para mí cumplir con su deseo.
Cuando se retiró, Vegueta le comenta…
Vegueta: ¿Para qué quieres tantos “Mi Guerrero”?
Gokú: 10 son para ti y 10 para mí, obviamente que los tuyos van a ser los mejores “Mi Príncipe”.-Se recuesta en su regazo y comienza a seducir a Vegueta-.
Vegueta: Tú siempre pensando en mis exigencias.
El Capitán Burondo se fue en busca de los 20 hombres, pero no podía tardarse más de 20 minutos o sería severamente castigado “de nuevo” y no porque no quisiera pero tenía que estar a las órdenes de sus amos. Así que los primeros 18 hombres que vio los tomó como rehenes pero aún faltaban 2.
Cerca de allí.
Trunks: Goten, ¿no ha actuado de forma extraña tu padre?
Goten: Define extraño, ya que de por sí lo es.
Trunks: Tienes razón, bueno, que te haga estar con él sin hablar.
Goten: No, él nunca ha querido pasar tiempo conmigo, pero creo que es porque le dije que no me interesaban las peleas.
Trunks: A mí tampoco me gustan ya, desde que regresamos del viaje por el espacio, yo ya no he tenido que pelear.
Goten: Sí, y después de los dragones las esferas regresaron a mi padre a su forma adulta. *Ésta es la versión YAOI*
Trunks: Oye, ¿todavía recuerdas como transformarte en S.S.?
Goten: Supongo que sí. ¿Lo intentamos?
Lo cual resultó después de un alto grado de dificultad más cuando lo consiguieron el Capitán Burondo los vio y llegando hacia ellos triunfante clamó.
Capitán Burondo: Los atrapé.
G Y T: ¿Qué diablos pasa? ¿Quién eres tú?
Capitán Burondo: Soy el Capitán Burondo y ustedes son mis rehenes.
Trunks: Yo no soy Rehén de nadie.-Y se disponía a romper la red que los sujetaba cuando escuchó algo que les heló la sangre a él y a Goten.
Capitán Burondo: Mis amos Vegueta y Kakaroto van a estar satisfechos con ustedes.
Goten: Dijo Vegueta y Kakaroto,- le dice en voz baja a Trunks-, ¿Kakaroto será mi padre?
Trunks: Bueno, mi papá le dice así al tuyo, mejor hay que seguirle la corriente.
Una vez que los atrapó los llevó al “Paraíso Personal de sus Amos”, Gokú pasó por el pasillo y se encontró al Capitán y le dice…
Gokú: ¡Vaya, por fin llegas!,-mientras se comía una banana muy particularmente-. ¿Y los 20 hombres que te pedí?
Capitán Burondo: Si Amo Kakaroto, ya los he traído; ¿gusta ir con mi Amo Vegueta para que los vea?
Gokú: Si,- lo ve con indiferencia-, iré por “Mi Príncipe”.
Capitán Burondo: Si mi Amo, mientras yo iré preparándolos para ustedes.
Gokú se tele-transporta mientras el Capitán “prepara” a los esclavos.
Capitán Burondo: Pónganse esto esclavos, mis Amos no tardarán en llegar.
Todos levantaron su nuevo vestuario y notaron que eran de diversos aspectos: colegialas, enfermeras, gatitas, conejas, etc., 20 disfraces diferentes uno para cada uno.
Trunks le grita muy ofendido y enojado al Capitán Burondo.
Trunks: ¡OYE IDIOTA, YO NO SOY GAY!
Capitán Burondo: ¡UYYY! –Con tono sarcástico-. No te preocupes, pronto lo serás. Jajaja…
Y de 2 en 2 fueron pasando por Vegueta y Gokú y una vez estando con ellos los 18 primeros ya se habían convertido en sus esclavos.
Trunks y Goten veían que los que estaban con ellos habían cambiado de idea.
Goten: Parece que les hacen una lobotomía. Y ya somos los últimos, yo no creo que sean nuestros padres.
Trunks: Yo tampoco.
Disponían a irse pero llega el Capitán Burondo.
Capitán Burondo: Es su turno, lo mejor siempre se sirve de postre.
Goten y Trunks pelearon contra él y venciéndolo aparecen en la habitación Gokú y Vegueta …
Gokú: ¡CUAL ES TU PROBLEMA CAPITÁN BURONDO, SIEMPRE TARDAS MUCHO!
Capitán Burondo: Perdón Amo, pero son muy fuertes.
G Y T: ¡¿PADRE?!
Vegueta y Gokú voltearon a ver a sus hijos y les dijeron.
V Y G: ¡NOSOTROS NO TENEMOS HIJOS, ES IMPOSIBLE!
Y ambos se besan delante de ellos para demostrarles que no lo eran.
Goten: Trunks, eso es asqueroso, pero sí son ellos después de todo, ¿quién más se transforma en S.S. Fase 2?
Trunks: Quizá ese sujeto les hizo la lobotomía también.
Goten: Si no son nuestros padres,-le dice desafiándoles-, demuéstrenlo.
Gokú: ¿Acaso será retardado?,-le dice a Vegueta, y después a Goten-, qué otra prueba quieren, además de besarnos.
Goten: Buen punto.
Trunks: Peleen con nosotros.
Gokú: Yo no peleo con el “postre”.
T Y G: ¡¿EHH?!
Gokú se tele-transporta detrás de los muchachos y les dice.¬..
Gokú: ¡ME LOS COMO!
Y toma a los dos de las manos sin que se pudieran mover Goten y Trunks oponían resistencia pero Vegueta les arrancó sus ropas dejándolos desnudos.
Vegueta: ¡JAMÁS VI UN POSTRE TAN APETITOSO!
El Capitán Burondo aprovechó la oportunidad para ir por el “Yaoimómetro” para saber cuánta energía podía reunir, pero dudaba de sus actos por no querer confrontar a sus amos, mientras Trunks lloraba y le gritaba a su padre.
Trunks: ¡POR FAVOR PADRE, DESPIERTA DE TU TRANCE, NO HAGAS ALGO DE LO QUE TE PUEDAS ARREPENTIR!
Goten: ¡PAPÁ, POR FAVOR SUÉLTANOS!
Vegueta y Gokú hacía caso omiso a las súplicas de sus hijos pero la razón era que en verdad ellos no podían recordarlos. Y ambos se disponían a hacer “suyos” a los chicos pero un error del Capitán Burondo los despertó. “BIP”, ese sonido tan desagradable para ambos les hizo notar lo sucedido pero aún recordando las cosas que habían hecho decidieron unánimemente cual sus pensamientos se enlazaran decidieron cambiar de tema y haciéndoles creer a Goten y Trunks que ellos eran los depravados.
Gokú: ¡Niños, que querían hacer!
Vegueta: ¡Esto es asqueroso! ¡¿Ustedes dos haciendo eso?!
G Y T: ¿Qué? Nosotros no hacíamos nada.
Gokú: ¿Y por qué están desnudos?
Goten: ¡Porque el Señor Vegueta nos desnudó!
Gokú voltea a ver a Vegueta y sigue…
Gokú: ¡Son unos mentirosos, los llevaré a casa y este tema no se volverá a tocar! OK
Goten y Trunks se dieron cuenta de que el tipo llamado Capitán Borundo era el que le había hecho eso y no dijeron nada más.
Gokú: Me llevaré a los muchachos, tú encárgate de todo.
Cuando se fue Gokú, Vegueta se quedó con el Capitán Burondo.
Vegueta: ¡MISERABLE!, un poco más y lastimamos a nuestros hijos.
Capitán Burondo: MIL PERDONES AMO, YO NO SABÍA ESO. PERDONE MI INSIGNIFICANTE VIDA Y HARÉ LO QUE USTED ME ORDENE.
Vegueta: ¿Quiénes son ustedes y por qué demonios vinieron a este planeta?
Capitán Burondo: Somos la Raza Yaoi, y llegamos a este planeta por accidente ya que era el primer mundo que vimos, nunca habíamos salido del nuestro, pero nuestro Dios exigía más energía Yaoi y nosotros ya no poseíamos esa cantidad.
Vegueta: Quiero que me des tu láser y vas a servirme de espía en tu propia nave o si no vas a acompañar al infierno a los otros 2 que antes que tú habían llegado.
Capitán Burondo: Amo, ¿usted mató a mis otros camaradas?
Vegueta: A si es, y si en verdad soy tu nuevo amo no me defraudarás.
El Capitán Burondo se arrodilla ante su “Príncipe Vegueta” y le da el beso de la lealtad en la mano.

CONTINUARÁ…

Anuncios

Acerca de veguetaandgokuyaoi

Soy una persona que le gusta el anime, pero ultimamente me he inclinado por el "yaoi", yo estoy a favor del amor libre entre parejas. No importa el sexo, mientras exista amor en ambos.
Esta entrada fue publicada en Historia de Amor entre Vegueta y Gokú. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CAP. IV: “CAPITÁN BURONDO”

  1. HOLA, SOY FANATICO DEL ANIME Y DEL EROTISMO EN SU MAXIMA EXPRESION, ESTOY EN LA ESPERA DE LA CONTINUACION DE ESTA HISTORIA, SE ESTA PONIENDO MAS EMOCIONANTE Y NO VEO JUSTO QUE NOS DEJES PICADOS, SIGO PENDIENTE ESPERANDO PROXIMA PUBLICACION
    私は想像にしない残さない全力を尽くす、セックスシーンに十分な明示的なライク

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s